Los festejos del mes de julio, o julianas

Última Actualización Sábado, 16 de Julio de 2011. 15:49h.
Los paceños en toda la geografía patria y fuera de ella, recordamos con añoranza los actos conmemorativos a la revolución del 16 de Julio de 1809 en la ciudad de Nuestra Señora de La Paz, por cuyo resultado se instaló el primer gobierno libre de América Hispana, y luego se llevó a la horca, el 29 de enero de 1810 y el 29 de febrero de ese mismo año, a un grupo de patriotas que con su vida y hacienda pagaron su espíritu y acción revolucionaria, para legarnos una Patria libre del coloniaje.

Recordamos los desfiles escolares; el desfile cívico (de funcionarios y empleados de instituciones públicas, bancos, etc.); el desfile de teas el día 15 de julio en la noche, con carros alegóricos y en especial la presencia de los vendedores de mercados, juntas de vecinos y sectores populares, recordamos en especial a los “canillitas” y “lustrabotas” con su banda de zampoñas y bombos; el Te Deum y la procesión a la Virgen del Carmen el día 16; además de los almuerzos paceños en el Club Social 16 de Julio y el Club de La Paz, en fin, era una fiesta de algarabía colectiva paceña.

En este tiempo, en algunos medios de comunicación social y en las invitaciones que se cursa para los actos sociales, se habla del “mes juliano”, cuando en verdad este término es inexistente en nuestra lengua y más al contrario, tiene su origen en la vieja Roma, cuando para festejar al Emperador Julio César -convertido en semidios- se reclutaba y llevaba prostitutas (hoy trabajadoras sexuales) a Roma, a quienes se las denominó “las julianas”, en consecuencia deberíamos hablar de los festejos del mes de julio. También se hace gala en discursos y mensajes de la “revolución libertaria”, cuando este término significa la libertad absoluta y es un sinónimo de la anarquía, como postulado antiestado, y debería hablarse de la revolución libertadora.

Otra de las limitaciones de conocimiento, en buena parte de la población, es que se confunde una fecha de conmemoración con un hecho histórico, como la revolución independentista del 16 de Julio de 1809, con los festejos de la fundación de la ciudad de La Paz, que fueron el 20 de octubre de 1548, y más aún, con la fecha de la creación del Departamento de La Paz. Pero por disposición del entonces Presidente de la República de Bolivia, el Mariscal Antonio José de Sucre, fueron creados en fecha 23 de enero de 1826 los departamentos de La Paz, Cochabamba, Potosí y Chuquisaca.

Y de acuerdo con la disposición legal emitida por el actual Gobierno, debe ser el Gobernador el que organice los festejos de la fecha de creación de los departamentos, pero no de fechas históricas, festejos que tradicionalmente los ha hecho el Alcalde de la ciudad de La Paz, en el caso que nos ocupa. En consecuencia la imposición de convertir este acto cívico en uno político, con la presencia de las autoridades políticas del régimen gobernante, rompe una tradición de sentimiento cívico patriótico.

Los paceños somos tradicionalmente severos críticos de los gobiernos de turno, debido precisamente a que en nuestro suelo están instalados dos poderes u órganos del Estado, el Ejecutivo y el Legislativo, y todos los días somos agredidos por las conductas de los políticos o por las protestas de todo tipo contra los gobernantes, es por eso que la frecuente “silbatina” a los que ejercen el poder político, es también una tradición de un pueblo valeroso, que a través de la historia ha demostrado una vocación inigualable a la libertad.

Fuente: El Diario
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (22) No(17)
FACEBOOK TWITTER

Los + de BoliviaExterior.com