Los derechos del niño boliviano

Zulema Lilian Mayorga Campos

Última Actualización Viernes, 13 de Abril de 2012. 07:30h.
Fue Mario Legrand (Carlos Beltrán Morales) uno de los defensores de la niñez boliviana que elaboró los Derechos del Niño y los hizo aprobar con las autoridades respectivas y fue declarado para su celebración el 6 de enero, precisamente el día más bello de Reyes.

Legrand fue maestro de vocación, consagró toda su vida a la educación de la niñez boliviana. Trabajó como pocos a favor de estos tiernos seres queridos que merecen cuidado; pero pasaron los años y los Derechos del Niño se fueron perdiendo hasta llegar al olvido. Ni los maestros ni los padres de familia le dieron debida importancia a este día consagrado a esa inocente bella flor, promisoria del mañana y tesoro de la Patria.

Más tarde, por Decreto Ley de 11 de abril de 1955, durante la presidencia del Dr. Víctor Paz Estenssoro, se declaró el 12 de abril “Día del Niño Boliviano”, pasando a ser parte del calendario histórico que recuerda la escuela boliviana, para rendir justo homenaje a todos los niños, niñas y adolescentes de Bolivia, teniendo en cuenta que ellos, en un futuro no muy lejano, se convertirán en ciudadanos y serán los conductores de los destinos de esta Patria bendita.

Sin embargo, notamos que el Día del Niño Boliviano pasa desapercibido. Sólo en las escuelas o colegios se realizan horas cívicas. Más allá nada se dice. No hay una voz que estimule a esas promesas del mañana, sobre todo a aquellos niños y niñas desamparados por diferentes causas.

La declaración de los Derechos del Niño Boliviano ha sido hecha para que niños, niñas y adolescentes puedan tener una vida feliz y gozar de su propio bien y en bien de la sociedad, conforme a los siguientes principios, desconocidos por los propios menores y los padres de familia.

1.- El derecho a nacer en condiciones adecuadas, rodeado de las máximas higiénico – sanitarias.

2.- El derecho a conocer a sus padres y llevar un nombre que no sea lesivo a su condición humana ni constituya un estigma social de reconocimiento negativo.

3.- El derecho a todas las oportunidades de la vida, desde su nacimiento hasta el desarrollo completo de su personalidad.

4.- El derecho a ser alimentado, asistido, instruido y educado suficientemente para gozar de las prerrogativas de todo ser humano.

5.- El derecho a no ser maltratado moral o materialmente por los suyos, o por cualquier miembro de la colectividad.

6.- El derecho a la igualdad, a la relación social y al contacto con todos los niños.

7.- El derecho a ser respetado por sus creencias religiosas.

8.- El derecho a escoger las actividades y los juegos de su preferencia y la orientación libre para su protección.

9.- El derecho preferencial a su protección y ayuda en relación con los otros miembros de la sociedad.

10.- El derecho a todas las medidas de prevención y seguridad sociales.

11.- El derecho al respeto por parte de los demás y en cuanto a su dignidad y al goce de todo lo bello.

12.- El derecho a la protección integral de su vida.

Pensamos que este do decálogo debe existir en cada escuela o colegio, mejor si fuese en cada aula para que conozcan los niños sus derechos, y en cada hogar para que los padres de familia lean siquiera una vez los derechos de sus proles. Asimismo en el “Día del Niño Boliviano” que se conmemora el 12 de abril de cada año, se debe organizar concursos de poesía infantil, cuentos, juegos recreativos, baile infantil, etc. para que disfruten el día en el que se rinde homenaje a las generaciones ascendentes.

La autora es Profesora Egresada de la Normal Simón Bolívar y Licenciada en Ciencias de la Educación - UMSA.

Fuente: El Diario
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10) No(9)
FACEBOOK TWITTER

Los + de BoliviaExterior.com